jueves, 22 de enero de 2009

INSEMINACION ARTIFICIAL BOVINA







INSEMINACION ARTIFICIAL BOVINA


La reproducción de bovinos mediante la inseminación artificial es también factible de aplicar a rodeos de cría para posteriormente invernar., pero las condiciones extensivas en que se desarrolla esta actividad por un lado, los bajos márgenes por hectárea, y la baja rentabilidad de las explotaciones de cría por otro lado, hace que su aplicación sea más limitada en los sistemas de producción de carne.
Esta técnica es bastante sencilla y tiene muchas ventajas, se está aplicando desde hace bastante tiempo en el país, por lo que es fácil encontrar insumos de calidad y personal capacitado para llevarlo a cabo.
Un plan de inseminación artificial para ser ejecutado con éxito requiere una buena elección de los reproductores y una eficaz detección de celos en el establecimiento, para inseminar a las vacas en el momento adecuado y no desperdiciar dosis de semen con vacas que aún no están en celo.



Ventajas de la inseminación artificial en la ganadería


Ventajas:


- Permite prescindir de toros, que muchas veces son de difícil manejo y compiten por forraje con las demás categorías del establecimiento.
- Rápida mejora genética, al incorporar características de producción al rodeo mediante semen de reproductores estrictamente seleccionados.
- Control de enfermedades venéreas. Las dosis de semen se venden en pajuelas especiales para tal efecto, y son controladas sobre las principales enfermedades transmitidas durante la cópula (venéreas), por ejemplo Tricomoniasis, Compilobacterium.
- Se pueden llevar registros de reproducción más fácilmente, y de esta manera hacer más eficiente el manejo del establecimiento.
- Resulta más económico el costo de dosis de semen y la mano de obra necesaria para la inseminación artificial, que el mantenimiento de los toros en el establecimiento.
- Permitir eliminar machos peligrosos del campo.



Detección de celo


El signo más confiable para la detección de celo es la pasividad a la monta de otros animales. Un procedimiento práctico para detectar adecuadamente las vacas para servir, es buscar signos de estro (celo) dos veces al día, e inseminar en el mismo día las vacas descubiertas por la mañana. Las descubiertas por la tarde, deben inseminarse por la mañana del día siguiente.
Se puede informar que la inseminación artificial es aplicada en nuestro medio por el 30% de los establecimientos lecheros y por el 5% de los establecimientos de carne. Por otra parte, las dosis de semen congelado importadas aumentan año a año. La principal raza bovina por volumen de dosis de semen importado, es la Holstein, seguida de la Jersey. Esto demuestra la amplia difusión que tiene la inseminación artificial en los rodeos lecheros con respecto a los de producción de carne.



PASOS PARA UNA BUENA ENSEMINACION:



Revisión ginecológica de las hembras.
Toda hembra que va a ser sometida a un programa de inseminación, debe ser previamente examinada desde el punto de vista ginecológico, por el especialista en reproducción animal, para asegurarse de la integridad física y anatómica del aparato reproductivo: útero. ovario, salpinges, cervix, vagina y vulva.
Control de enfermedades infecto-contagiosas.
Con el propósito de lograr buenos resultados en los programas de inseminación, las hembras deben estar libres de enfermedades tales como: brucelosis, leptospirosis, vibriosis y tricomoniasis, cuyos exámenes y análisis deberán hacerse periódicamente.
Detección del celo.
La seguridad con que se detecta el celo es un requisito esencial para el éxito de un programa de inseminación artificial, y para lograr una eficiente detección del celo debe realizarse la observación visual por personas adiestradas para tal fin, acompañándose esta observación con el uso de toros detectores de celos.
Entre las recomendaciones que se pueden hacer para una mejor detección del celo tenemos las siguientes:
En lo posible debe tenerse un sitio apropiado para la observación del celo, por ejemplo, realizarla en los lugares donde los animales tienen a disposición sal y suplementos minerales.
Observar el celo preferiblemente tres veces al día, las mejores horas son durante el ordeño de la mañana, de 7 a 9 a.m. y en la tarde después del ordeño, antes de enviar los animales al potrero.
Utilizar personal entrenado conocedor del comportamiento de una vaca antes y después del celo. El signo más evidente para identificar una vaca en celo, es cuando se queda quieta al ser montada por otras hembras o por los toros detectores del celo.
Momento de la inseminación.
Los espermatozoides después de ser depositados en el aparato reproductivo de la vaca, demoran unas seis horas para adquirir la habilidad de fecundar el óvulo. Por lo tanto, la inseminación debe realizarse durante la segunda mitad del celo, es decir, que las hembras reconocidas en celo por la mañana serán inseminadas por la tarde del mismo día, y aquellas que presentan el celo por la tarde se inseminan durante las primeras horas de la mañana siguiente.
Inseminación después del parto.
La vaca generalmente presenta su primer celo entre 30 y 45 días después del parto. Sin embargo, la inseminación debe efectuarse después que sus órganos reproductivos han regresado a su estado normal. En vacas Criollo Limoneras, la primera inseminación después del parto, puede realizarse a partir de los 45 días; en cambio en las razas europeas se aconseja esperar hasta los 60 días.
Las vacas que hayan tenido un parto difícil, retención de placenta, flujo de pus y otras anormalidades deben ser examinadas por el Médico Veterinario, el cual realizará exámenes genitales periódicos e indicará cuando serán inseminadas de acuerdo al programa reproductivo de la finca.
Inseminación de novillas.
Para inseminar una novilla es necesario observar su desarrollo corporal, más que la edad. En el ganado lechero de razas grandes (Holstein y Pardo Suizo), el peso ideal para inseminar una novilla es de 330 a 350 kg. En el ganado limonero, las novillas se inseminan a partir de los 280 kg.
Técnicas de inseminación artificial.
Existen diferentes técnicas para practicar la inseminación en bovinos, la más utilizada es la recto-vaginal.
Equipo y material para inseminar.
Para efectuar una buena inseminación es necesario disponer del siguiente equipo y material:
Caja para guardar el equipo.
Toallas de papel desechable.
Termo descongelante.
Tijeras corta-pajuelas.
Cepillo para el aseo del animal.
Guantes desechables.
Catéteres o pistolelas para inseminar con pajuelas.
Fundas para pistolelas.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada